¡MARHABA!

¡Marhaba! es la palabra utilizada por el Pueblo Saharaui para darnos la bienvenida. Con ella te damos la bienvenida al blog del proyecto “STOP MINAS: Construcción colectiva de una Jardín para la Paz”, realizado por la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla (AAPSS) con el apoyo de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID), con el objetivo de promover la Cultura de Paz y NoViolencia a través de la implicación de la ciudadanía andaluza en la movilización por la erradicación de las minas anti-persona.

La estrategia central utilizada, la de sustituir simbólicamente las minas por flores, es un recurso alegórico que asocia flores a vida/armonía y minas a muerte/desigualdad, carga de potencial movilizador el proceso creativo de hacer las flores y de potencial transformador la construcción colectiva del jardín. Es una idea del artista saharaui Moulud Yeslem, que trabaja desde ARTifariti junto a otras y otros creadores en la visibilización del Muro de la Vergüenza, el campo minado más largo del mundo, que divide en dos el Sahara Occidental.

Desde un enfoque ambiental y de derechos, que cuida equidad de género y diversidad cultural, y reforzando esta estrategia con una propuesta formativa a través de la participación, promueve una sociedad global, comprometida y activa. La intervención capacita a 25 personas diversas en edad, identidades y experiencias como agentes movilizadores contra la minas antipersona, a través de su formación compleja desde la Pedagogías de la Diferencia y mediante metodologías participativas y de aprendizaje-significativo y aprendizaje-servicio.

Las víctimas saharauis de minas, junto a colectivos especializados y activistas, ejercen de capacitadoras desde la alteridad, reconociendo su agencia y su potencial sensibilizador para transferir la capacidad de análisis de las causas, consecuencias y resistencias en la lucha contra las minas.

El colectivo beneficiario capacitado desde este conocimiento situado va a integrarse en el movimiento internacional de acción contra las minas, aprendiendo a manejar técnicas de incidencia y los instrumentos que ofrece para este causa el Derecho Internacional Humanitario; favoreciendo así que en Andalucía se implante una cultura crítica de los DD.HH. que desvela la miseria y las estructuras del patriarcado que se esconden detrás de la violencia armada.

Tras su fortalecimiento, este colectivo de Jardineros y jardineras por la Paz apoyará al equipo del proyecto a desarrollar en centros escolares, facultades, centros sociales y residencias de mayores una particip-acción para sensibilizar contra las minas antipersonas promoviendo la producción de flores artesanales con material reciclado que sustituirán a las minas.

A lo largo de este proceso, las personas sensibilizadas se acogerán a la Carta STOP MINAS, una manifiesto para promover la erradicación de estos dañinos artefactos, se integrarán en una plataforma con el mismo objetivo y colaborarán en una acción final de incidencia en la que construirán colectivamente un “Jardín para la PAZ”. La plantación masiva de las flores elaboradas en un parque público de la ciudad de Sevilla contará con la participación de público, medios de comunicación y un grupo ad-hoc integrado por personas con capacidad de influencia social.